Juventud Unida Mutual Social y Deportiva


http://profile.ak.fbcdn.net/hprofile-ak-snc6/276739_261555733961157_695868728_n.jpgLeandro N. Alem Nº 910

Tel. 03468 401004/402534
El pueblo iba a cumplir veintidós años, la mayoría de edad para los hombres y mujeres según la ley de entonces…. Crecía…. Ya estaban los primeros hijos nativos, de los primeros pobladores, con sus inquietudes, sus ideas de jóvenes. Esa misma generación que años antes ayudó a triunfar en Alcorta en el famoso Grito, que repercutió aquí, a dos meses de producido y a formar la filial Camilo Aldao de la Federación Agraria Argentina, con arrendatarios de campos y sus hijos…
Así las cosas, esos jóvenes y otros mas, junto con algunos mayores, consideraron que podrían unirse para algo nuevo, algo social, practicar deportes, claro que el fútbol era el mas conocido, organizar bailes… pensaron, se reunieron, discutieron… y el 27 de Abril de 1916 nació la primera Institución Civil del pueblo: El FOOT-BALL CLUB JUVENTUD UNIDA. Nada más expresivo del espíritu de sus fundadores, que el nombre dado al Club… Y había que elegir los colores distintivos y banderas. Cuentan algunos que resultó el blanco y negro, cuatro franjas horizontales, empezando la franja superior por el negro, como una transición entre los colores demócratas y radicales imperantes en esa época.
…Y se formó la primer Comisión Directiva que regiría los destinos por un año: Presidente: Sr. LUIS ROMANO, Vice-Presidente: Sr. SANTIAGO PALMA, Secretario: Sr. MAXIMO MANCEÑIDO, Pro-Secretario: Sr. RAFAEL CIRES, Tesorero: Sr. ANTONIO BARENGO, Pro-Tesorero: Sr. IGNACIO ARMATO, Vocales: Sres. LORENZO FARINA, JUAN MIGUEL NOVERO, SANTIAGO BERGIA, MARCELINO PELLEJERO. Paralelamente a la Comisión Directiva, se reunieron muchas damas y formaron la primer Sub-Comisión de Damas del Club, integradas por: ANGELA GRASSO, PAULA ARAYA de DI CEGLIE, CELESTINA BONETTO de ARMATO, TERESA BRAGAGNOLO, MARCELINA TESTA, MARTA ALLOA, DUSOLINA BALZI, MARÍA AMBROGGIO, TERESA y ROSA COLOMBO, CLARA BOLLATTI, VICTORIA Y CANDIDA FARINA.
Las reuniones las realizaban en el domicilio del Sr. Presidente (local de la Flia.. Farina, en el Bv. San Martín), a la sazón de oficio peluquero, lugar propicio para la concurrencia de jóvenes y hombres… y para hacer toda clase de comentarios. Después, en octubre de 1916, alquilaron para las sesiones, un local propiedad del Sr. Farina, contiguo al que ocupaba el Sr. Presidente. La cuota inicial fue fijada en UN PESO por mes.
Al fútbol lo practicaban de “puro corazón”, guiados por los vascos, por lo general empleados y algunos dueños de la Casa Jaureguialzo, que en su patria ya lo jugaban y conocían las reglas respectivas. Hace varios años hemos oído referencias de algunos de ellos contando que la mayoría iba a practicar por las mañanas bien temprano, antes de abrir el negocio, por que luego en horario corrido hasta la noche entrada, tenían que trabajar… Imaginemos el frío en pleno invierno… Cuánta voluntad… Cuánto amor al Club… Según los escritos el primer partido que jugó el equipo oficial del Foot-ball Club Juventud Unida como visitante, fue con el Club Talleres de Corral de Bustos en septiembre de 1916. No se tiene el resultado del encuentro. No importa eso, lo interesante es que habían hecho conocer que existían, que había un nuevo cuadro en la zona para las lides futbolísticas. La primera cancha de fútbol estaba ubicada en la manzana comprendida entre las calles 3 de febrero, Gral. Paz, Italia y Urquiza… qué coincidencia, varios años después también utilizó el mismo lugar, otro nuevo Club Local: Defensores de Boca Juniors.
Según testimonios de fotografías de aquel tiempo, el primer Té Danzante social se realizó el 19 de noviembre de 1916, en el salón del Sr. Armato (hoy bar “La Ruda”) y que “los que están en la foto son los únicos fundadores”, palabras oídas durante muchos años; ¡como defendían con amor y celo a su Club!, el que también era aceptado por la comunidad y sostenido económicamente por todos, en especial los principales negocios como “buenos padrinos”.
…El 27 de Abril de 1917, se cumplió el primer aniversario: algún partido de fútbol se programó y el gran baile social, con orquesta y muchas flores traídas expresamente de Rosario,… pero llovió y hubo que festejarlo unos días después… pero con el mismo esplendor. También entre los acaeceres de ese tiempo, se produjo el primer deceso de un asociado del Club, el Sr. Luis Chío. Le rindieron honores, incluso trajeron la banda de música de Rosario, para que interpretara la marcha fúnebre durante las exequias… ¡Cuánta diferencia con los tiempos actuales!
En 1924, presidencia de Don Juan Miguel Novero, se obtiene por parte del Poder Ejecutivo Provincial, la aprobación de los Estatutos Sociales y se acordó Personería Jurídica por Decreto del 27 de noviembre. Un paso muy grande para la vida del Club. …Y así fue progresando el Club; se compró el terreno para la cancha que ocupan las instalaciones actuales, hicieron construir por Don Camilo Ronchini la tradicional entrada, demolida en parte por el tornado de 1988. Allí se ubicó la cancha de juego que aún ocupa el mismo lugar, bordeada por postes de quebracho con barrera formada por dos hileras de caños, de mas o menos un metro de altura.
Los encuentros de fútbol amistosos seguían disputándose con equipos de pueblos vecinos, o alguna división de clubes de Rosario en fechas importantes. Hay una anécdota simpática que quedó en el recuerdo: en la década del 20 al 30 para Santa Rosa (30 de Agosto), en General Baldissera organizaron un campeonato triangular de fútbol: Mitre, el local y los visitantes Juventud Unida e Isla Verde. Había como premio un hermoso y grande trofeo que a todos llamaba la atención. El triangular lo ganó Juventud Unida, pero cuando fue la entrega del premio ¡oh sorpresa…! le entregaron un trofeo chiquito… los comentarios es mejor que lo imaginemos, pero no obstante se siguieron disputando partidos de fútbol…
En 1931 al fundarse la Liga Interprovincial de Fútbol en Chañar Ladeado, llamada después “Dr. Ramón Pereyra” en homenaje al que fuera su gran Presidente, Juventud Unida se afilió a la misma con equipos de primera y segunda división. El primer delegado a la misma y por muchos años fue Don Pedro Marpillero, un entusiasta dirigente y trabajador incansable e implacable a la hora de aplicar los reglamentos.
A fines de 1934 comenzó la construcción del chalet, para vestuarios de jugadores locales y visitantes, duchas y dependencias para el cuidador. El proyecto y construcción estuvo a cargo de Rondi Hnos. y Cia. Se finalizó en abril de 1935 siendo el primer “canchero” estable Don Carlos Castellani. Recordamos que, como los costados Norte y Sur del terreno donde estaba la cancha de fútbol, tenían solamente tejido y lindaban con las calles públicas y los ligustros eran pequeños y para evitar que los “mirones” sin pagar entrada presenciaran los partidos, se habían colocado cortinas hechas con arpillera cosida, que corría sobre dos alambres tensas como guías. Detrás de cada arco, había una casilla de chapa con dos puertas, en las que después de cada partido se guardaba la cortina que había impedido ver el partido desde afuera. Después cuando los ligustros crecieron y cubrieron bien la superficie ya no fue mas necesario el “cortinado de bolsa”.
En el aspecto social siempre hubo gran actividad. Hay testimonios en los archivos municipales que no pasaba semana o dos, que Juventud Unida no pidiera permiso para organizar un baile… y la consiguiente reducción de impuestos… (eso siempre ocurrió). No olvidemos que eran uno de los pocos encuentros entre jóvenes y señoritas (siempre acompañadas de sus madres)… claro que empezaban a las siete de la tarde y finalizaban a la una “de la madrugada”, a lo sumo y los días domingos. En 1934 para las fiestas de fin de año, se organizaron en la cancha de fútbol las “famosas romerías” (así las llamaron). Alquilaron una carpa que tenía piso de madera. Fue el boom de los tiempos y permanece en el grato recuerdo de todos los que vivieron esa época. Mucha gente concurría a los bailes por la tarde y noche; los días domingos, Navidad, Año Nuevo y Reyes… en fin, dos semanas muy activas: chicas con vestidos largos, personas jóvenes, mayores, solteros o casados, todos asistieron a las fiestas organizadas… eso si, con los mejores atuendos…
Eso animó a la Comisión Directiva para que al año siguiente, se construyera la pista de baile y el escenario, que luego se amplió en 1936, para mantener las instalaciones fijas destinadas a los bailes de verano; de fines de noviembre hasta fin de febrero que fueron una cita de honor hasta la década del 60’… después todo fue cambiando. También en invierno se organizaban algunos bailes. No podemos dejar de mencionar los amenizados por orquestas de Rosario y Buenos Aires, entre ellas las de Francisco Lomuto y Roberto Zerrillo que estaban en la primera plana de la radiofonía y el ambiente musical popular durante la década del 30 al 40. Y los bailes organizados para celebrar el Día de la Raza, en cuyo transcurso en dos oportunidades, un grupo de jóvenes y señoritas bailaron el Pericón Nacional y el Lancero, vestimentas adecuadas que deleitaron a la nutrida concurrencia. En 1941 con motivo de celebrarse las Bodas de Plata, se organizaron diversos actos celebratorios; misa en acción de gracias, bendición de la cancha de fútbol, banquete popular, baile social y popular, partidos de fútbol. Todos vistieron sus mejores galas, principalmente para la asistencia a misa (damas con lujosos sombreros, baile social la mayoría con vestidos largos… y estrenados para tal circunstancia).
En 1942 la Comisión Directiva tuvo una iniciativa muy bien recibida por la juventud y pueblo en general: la construcción de la pileta de natación. Hacían falta recursos económicos; se emitieron acciones de distintos valores, la Municipalidad cuyas autoridades lo tenían propuesto en su plataforma electoral, contribuyó con cinco mil pesos. El proyecto lo hizo el Arquitecto Carlos Vescovo de la ciudad de Rosario y la construcción por medio de una licitación pública, fue adjudicada a Rondi Hnos. y Cia. La inauguración tuvo lugar el 26 de diciembre de 1942, en solemne ceremonia: bendición a cargo del Rvdo. Padre Félix Gorreta, palabras del Sr. Presidente del club, Don Alberto Ritta y del Intendente Municipal, el Dr. Miguel Ángel Baeza, actuación del conjunto de natación del Club Newell Old Boys de Rosario.
Los horarios para concurrir a la pileta eran muy respetados y los días jueves, de 14 a 20 horas, era exclusivo para las damas. El primer encargado de la pileta fue, Don Miguel Panero.
Y en las noches que había baile en la pista, siempre se apostaba un guardián para custodiar que nadie hiciera algún daño, o cosas reñidas por la moral y las buenas costumbres: ese celoso hombre de confianza, fue por muchos años, Don Bartolomé A. Deálbera, un querido vecino del campo de deportes.
Por ese tiempo la Secretaría del Club se había trasladado al local de la Sociedad Italiana, anexo al salón de fiestas, calle Belgrano entre Italia y Urquiza. Corre el tiempo, cambian Comisiones Directivas, anualmente como lo establecen los estatutos sociales, continúan las actividades deportivas a las que se le había anexado el tenis, construyendo una cancha en sector oeste a la pileta de natación y en 1947 el fútbol da la gran alegría a los asociados y al pueblo: por primera vez Campeón de Primera División de la Liga Interprovincial de Fútbol con una muy buena actuación durante la campaña, consagrándose como local al vencer 6 a 1 al Club Arteaga. La celebración fue extraordinaria, un verdadero reencuentro de jugadores de todos los tiempos…
El 19 de noviembre de 1949 otro paso hacia adelante y muy significativo: la inauguración de la SEDE SOCIAL. El Club había comprado la “casa propia” y remodelado la vieja vivienda de la Flia. Rojas (Bv. José María Aldao 1160). Los socios ya podían comer sus asaditos, o hacer la partida de naipes, o billar, o charlas en una mesa, copas de por medio, de temas variados, en su propia casa ¡qué lindo!
Recordarán el piso de la Sede: color negro con letras blancas, con los nombres de los donantes: aún se conserva en buen estado pese al uso intenso actual. El primer conserje fue “un hombre del Club”, Don Juan Rittá.
En 1950 ya no se participó de los campeonatos de la Liga Interprovincial de Fútbol y en 1951, comenzaron los campeonatos internos, que llenaron de simpatizantes las tardes de los domingos. Muchos equipos se formaron y se jugó hasta el año 1954 inclusive, con mucho entusiasmo, resultando ser verdaderos espectáculos de fútbol. Claro, muchos partidos dieron mucho trabajo a los árbitros locales, que actuaban “ad-honorem”.
En 1953 con motivo del aniversario del Club y previo a la iniciación de uno de los campeonatos internos, se procedió a la inauguración y bendición del mástil frente al chalet, siendo padrinos los socios fundadores.
En 1955 se reingresó a la Liga Interprovincial de Fútbol y comenzó la era de los clásicos con el Club Boca Juniors, verdaderas citas de honor para toda la comunidad. ¡Cuántos versitos, estribillos, canciones durante esos partidos, y comentarios antes y después de cada uno de ellos. Es la pasión que despierta el fútbol… como lo expresara el recordado José María Muñoz.
En 1954 se organizó la primera rifa grande, pionera entre los clubes de la zona, sorteándose una vivienda-chalet como primer premio. La beneficiaria fue Doña Margarita C. de Carignano, hoy vivienda de la Fila. Marquardt-Giacomelli.
Se empezó a estudiar la ampliación de la Sede Social, o hacer un salón… en fin dar más comodidad a los asociados. Aparecieron muchas sugerencias, ofertas de terrenos, entre ellas la más aceptable por sus dimensiones, ubicación y precio fue la efectuada por la Srta. Victoria Farina y Cándida Farina de Gómez, propiedad hoy de la Cooperativa Agrícola Ganadera. La Asamblea General aprobó la compra y en 1956 en coincidencia con la fiesta del 40’ Aniversario, se trasladó la Sede Social en su nuevo local, ex Tienda Gómez frente a la plaza cuyo edificio fue adecuado para las nuevas actividades. En ese año se vendió la ex-sede social a la Cooperadora de la Escuela de Comercio “José María Aldao” (hoy I.P.E.M. Nº 151 “José Ignacio Urbizu”)… que en la actualidad ocupa… y mantiene el piso con las letras…
En 1959 otro Campeonato de Fútbol de Primera División: ganarle a San Carlos de Los Surgentes en la cancha del Club Newberton de Cruz Alta, no fue fácil… pero si posible. 4 a 1 fue el resultado final. ¡Qué alegría!, la gente desbordó las instalaciones y la celebración espontánea duró hasta casi al amanecer del día siguiente. En enero de 1960 en la cancha de fútbol en una fiesta inolvidable, con la presencia de alrededor de tres mil personas, se celebró el campeonato obtenido. Aún recuerdan los que fueron, entre los distintos espectáculos artísticos, los fuegos artificiales que deslumbraron a la concurrencia.
En 1961 las relaciones entre la Comisión Directiva y los inquilinos, llegó al máximo de la discordia y comenzó el desalojo masivo y demolición total del edificio de la sede. Nueva mudanza al local de la ex-farmacia Suchevich en Aristóbulo del Valle entre Leandro N. Alem y Libertad y estudio de construcción del nuevo edificio. Se encomendó el proyecto al Arq. Alberto Jorge Duttari, de Córdoba, que luego fue reducido para construir la estructura de hormigón armado, contratada con Rondi Hnos. y Cia., con la Dirección Técnica del Ing. Roberto Grasso. Estas obras se hicieron en el año 1965 y luego se paralizaron por falta de recursos.
En 1963 se resuelve que el fútbol busque otro rumbo, inscribiéndose en la Liga Marcosjuarenze de Fútbol, cuya actuación fue hasta el año 1968 inclusive.
En 1966, las Bodas de Oro del Club. El 27 de Abril por la mañana, el pueblo fue despertado a las 7 de la mañana por una salva de cincuenta disparos de bombas. Empezaba la fiesta, un día de celebración y grandes emociones… La misa al pié del mástil de la cancha, celebrada por el Padre Broggi Carranza y la Banda de Policía de Rosario interpretando la música sacra de circunstancia; el homenaje al Libertador; el descubrimiento de una placa en la Sede Social; la comida de camaradería amenizada por la misma banda; la entrega de plaquetas a los fundadores; el baile de la noche…
En 1968 se traslada la Sede Social, al local del ex-hotel Zanelli propiedad de los Sres. Allione Hnos, a los que se alquiló la parte de bar-salón, cocina y baños con otras dependencias adecuado para el nuevo destino con gran beneplácito y apoyo en todo sentido por los asociados y comunidad. Se inauguró el 7 de diciembre de 1968. Justo es mencionar que los muebles de bar y confitería, se confeccionaron “al precio de costo” en los talleres de los Sres.Vicente Marpillero y Chiantaretto Hnos. En 1969 se ingresa nuevamente en la Liga Interprovincial de Fútbol. A fines de ese año y por normas de la Liga, se colocan el tejido olímpico y las torres de iluminación, hechas con los caños de la vieja barrera. Merece destacarse el trabajo de los herreros locales, Sres. Alberto y Omar López y Mario Seri, en construir las torres sin cargo y al Sr. Juan Maurutto y asociados, en colocar gratuitamente el tejido… Empezaba la época de los campeonatos nocturnos…
En 1970 el fútbol dio sorpresa y alegría. ¡Campeón de la Liga Interprovincial de Fútbol! Por tercera vez el equipo de primera división triunfó en el encuentro final por dos a uno a Corralense de Corral de Bustos, en la cancha del Club Independiente de Chañar Ladeado. Aún se recuerda la celebración en aquella noche de lluvia intensa en el salón de la Sociedad Italiana. Pareció imposible haber logrado reunir tanta gente, abigarrada, en una fiesta tan animada en la que todos comieron, bailaron, bebieron, se divirtieron… y emocionaron en el momento de los homenajes…
En 1971 una nueva alegría: ¡otra vez campeón!, esta vez la consagración fue como local y ante Independiente de Chañar Ladeado por tres a uno. Queda en el recuerdo la vuelta olímpica y la caravana por el pueblo. Después la gran fiesta de celebración en la colmada pista de baile por asociados, simpatizantes y delegaciones de clubes vecinos.
En 1972 por razones de jurisdicción, nuestro Club se integró, como una de las Instituciones fundadoras, a la Liga Regional Fútbol del Sur con asiento en Corral de Bustos. Se destaca que el Presidente fundador de la nueva Liga, fue el un socio activo, de neto corazón albinegro, el recordado Dr. Rubén Bisio. El primer delegado en la nueva Liga, fue otro activo socio y ex-futbolista, el Sr. Mateo Chiantaretto.
En ese mismo año y a sugerencia de la Liga, se construyó el túnel para ingreso de los jugadores al campo de juego, una medida de seguridad que pese al tiempo, aún hay clubes que no la cumplieron.
En el verano de 1972, Juventud Unida como campeón, representó a la Liga Interprovincial en un torneo organizado por la Federación Santafecina de Fútbol, que luego de una destacada entre los campeones de Liga de la Provincia de Santa Fe llega a la semifinal. Aún hoy se recuerda el partido jugado en la localidad de Correa, en que Juventud Unida en un ambiente hostil logró eliminar al equipo local.
Por supuesto que al término del partido nuestros jugadores y simpatizantes tuvieron que soportar una lluvia de objetos contundentes sobre sus humanidades, pero a pesar de todo fue un final feliz.
En 1974 se concretan dos grandes operaciones en el Club, el 29 de mayo se compró a los Sres. Allione Hnos. el edificio que se ocupaba en alquiler; y el 12 de noviembre se vendió a la Cooperativa Agrícola Ganadera el terreno y la estructura de hormigón armado de la esquina del Bv. San Martín y Leandro N. Alem.
El 29 de enero de 1975 se toma una importante decisión: iniciar los trámites para transformarla en una Institución que pueda abarcar todos los servicios para la comunidad en que se desenvuelve. El 4 de noviembre de ese año, el Instituto Nacional de Acción Mutual, reconoce a JUVENTUD UNIDA MUTUAL, SOCIAL Y DEPORTIVA, por resolución Nº 678 y se reinscribe en el Registro Nacional de Mutualidades.
Había modificado el viejo nombre, por el actual, acorde con las nuevas actividades que se desarrollarían en adelante.
…Y así fue, de inmediato empezó a funcionar con el apoyo general de todos los sectores económicos, asociados y comunidad en general, que le permitieron a través del tiempo, cumplir con los objetivos impuestos. El primer gerente fue el Sr. Norberto Bergia.
Aparte de la ayuda económico-financiera a sus asociados, se implementó un servicio de proveeduría de artículos del hogar y prestando servicios sociales de suma importancia como ser: subsidios por casamiento, nacimiento, fallecimiento, descuentos en farmacias, servicio de medicina, bioquímica y de enfermería (este último totalmente gratuito).
En 1979 se incorpora un nuevo deporte: el volley, siendo su primer profesor, el recordado “Tito” Tesán, quién falleciera trágicamente en las instalaciones de la Institución, en enero de 1983.
En la temporada de volley de 1983, fue encomendada al Prof. Carlos Dómina, secundado en la sección mini voley por la Prof. Susana Ritta.
Afiliado a la Asociación de Volleybol del Sudeste Cordobés, Juventud Unida participa en torneos y campeonatos obteniendo notables triunfos y llenando a las vitrinas de trofeos.
Otro tanto puede expresarse con respecto a la natación, bajo la dirección de los mismos profesores y afiliado a la Asociación de Clubes del Sudeste Cordobés, participa de distintos certámenes anuales con sobresalientes resultados.
Paralelamente otra gran ambición de la Comisión Directiva: con la iniciativa de su Presidente, el recordado Don Amado S. Carignano, se comenzó con la construcción de un gimnasio polideportivo, con sus dependencias auxiliares, sanitarios y servicios adaptándose también al uso de reuniones sociables. En concurso público entre profesionales, el proyecto se adjudicó al Arq. Enrique S. Stutz y en licitación pública, la construcción a la firma Cesar G. Sella e Hijo de Corral de Bustos, mientras que la conducción técnica estuvo a cargo del Arq. Julio C. Luciani.
El 25 de abril de 1981 se habilitó el gimnasio y dependencias, que desde entonces se lo utiliza para los fines que fue construido y además, los alumnos de las escuelas locales desarrollan sus clases educación física, y cuando las inclemencias del tiempo impiden los actos públicos al aire libre, el gimnasio está siempre a disposición de la comunidad para dichos actos. Desde entonces el “guardián” del mismo es el Sr. Patrocinio Luis Villarruel. Con la habilitación de esta obra, aparecen en escena varios deportes: fútbol de salón, gimnasia deportiva, karate, basquetbol, pesas, danzas, etc. satisfaciendo las predilecciones de los asociados.
El 27 de Abril de 1984, se impone al gimnasio el nombre del gestor y verdadero artífice de la ejecución del mismo “Don Amado S. Carignano”, que falleciera en 1982 siendo Presidente de la Institución.
El fútbol no pudo festejar campeonatos en la década del 80”, aunque sí por ser sub-campeón 1984 participó en un torneo provincial, organizado por la Federación Cordobesa de Fútbol, llegando a disputar dos partidos con el Club Belgrano de Córdoba.
Mientras tanto, en las divisiones inferiores con perseverancia, eficacia y en forma silenciosa, el recordado Luisito Gasperini se dedicó a la tarea de “fabricar”nuevos craks convirtiéndose en el “abuelo cariñoso” de los chicos. Fallecido en septiembre de 1999, los encuentros de Fútbol Infantil organizados por la Institución, como justo homenaje lleva su nombre.
En 1987, se compra un lote de terreno lindero al gimnasio, lado oeste con salida a calle Libertad: más aire para el gimnasio y una nueva obra se construye, dos canchas de paddle, reglamentarias con su iluminación adecuada; otra actividad deportiva se agrega para comodidad del asociado.
En ese tiempo se remodela el campo de deportes, la pileta de natación, los vestuarios, se demuele el viejo escenario de la pista de baile y se construyen modernas dependencias sanitarias, quinchos, parquización y obras complementarias como la pileta climatizada que permitió a los nadadores prolongar su entrenamiento fuera de la temporada estival. Estas obras fueron proyectadas y dirigidas por la Arq. Marta Catera.
Se gestionó ante la Municipalidad el cierre y utilización de la calle Buenos Aires, entre Presidente Roque Sáenz Peña y Carlos del Campo, y de esa manera se alquiló el terreno aledaño que permitió la construcción de canchas auxiliares y una profusa plantación y otras comodidades para los asociados y concurrentes.
En 1990 se adquirió un lote de 6 hectáreas con vistas a construir un complejo deportivo.
En 1991 se festejó con solemnidad y entusiasmo los 75 años de vida institucional, donde en el programa de festejos se ofició una misa en acción de gracias, bendición de las canchas de paddle, homenaje a los socios fundadores y jugadores que vistieron la casaca albinegra. A fines de ese año se procedió a la compra a los Sres. Allione Hnos. del Hotel y dependencias, quedando así unificada la propiedad. De inmediato se remodelaron las instalaciones y adecuó la planta alta para el funcionamiento de la mutual y departamento de ayuda económica. Estas obras se inauguraron el 10 de julio de 1993.
Pero a fines de 1994, con la situación socio-económico del país y con el efecto “tequila”, dio comienzo a un período de sinsabores y preocupaciones. Muchas instituciones mutualistas, entre ellas Juventud Unida cayeron en forma sorpresiva ante la incredulidad de socios y comunidad en general. Una comisión de apoyo colaboró en la administración y mantenimiento de las instalaciones. Ante esa situación, el Instituto Nacional de Cooperativas y Mutuales (ex INAM), mandó un veedor con el propósito de inspeccionar lo acontecido y culminó su labor llamando a Asamblea General Ordinaria en noviembre de 1997, eligiéndose una nueva Comisión Directiva con el Sr. Luis Fernando Lattanzi como Presidente. Por razones de organización hubo que hacer otra Asamblea rectificativa, esta vez en el mes de enero de 1998. Esta Comisión pese a los esfuerzos de comenzar los trabajos para la recuperación de la Entidad, en forma inesperada el INACYM ordenó una intervención cuando no habían pasado cinco meses de la asunción de las nuevas autoridades, comenzando así el período más triste de la historia de Juventud Unida.
Poco tiempo atrás un hecho reflotó viejas alegrías y fue la conquista por parte del equipo de Primera División del Campeonato Apertura de 1997 luego de una larga espera que duró 26 años al ganarle a San Carlos de Los Surgentes por 3 a 2, en la cancha del Club River Plate de Inriville. A pesar de la situación vivida, el gimnasio se vio colmado festejando el nuevo logro deportivo con la presencia de viejas glorias como los campeones de los años 1947, 1959, 1970 y 1971.
Los interventores, lejos de solucionar los problemas de la Entidad tuvieron un comportamiento que de a poco, los socios fueron percibiendo que tenían otras intenciones. Con impotencia se vivía esta situación, más cuando el 30 de diciembre de 1998 los interventores comunicaban la “liquidación” de la Entidad civil más antigua de la población. Pero la reacción de los socios y simpatizantes no se hizo esperar: manifestaciones con pasacalles fueron las armas para repudiar dicha medida. Se realizaron varias reuniones entre los Asociados, donde se resolvió pedir una reconsideración a la entidad madre mutualista. En febrero de 1999 un grupo de asociados concurrió al INACYM con el propósito de lograr la anulación de tan drástica medida, que se había tomado en base a los informes malintencionados de los interventores. En junio de ese mismo año en un acto realizado en la Sede Social el INACYM revocó la medida nombrando a cuatro asociados para la transición y normalización de la Entidad. Dicho grupo estaba compuesto por el Sr. Camilo José Torre, el Contador Carlos Lattanzi, el Sr. Jorge Manfredi y el Dr. Omar Miriani, que lamentablemente al recibir la documentación por parte de los ex-interventores, con sorpresa vieron que los mismos pretendían cobrar jugosos honorarios, por medio de pagarés y por ese motivo se vieron obligados a renunciar. Ante esta nueva situación el 15 de septiembre el INACYM nombró como interventor al Dr. Hipólito Juan Novero, que luego de asumir y como primera medida, denunció ante la Justicia Civil a los ex interventores por sus hechos dolosos. A pedido del nuevo interventor, nombró como sus colaboradores inmediatos a la Sra. María Quiteria Garay como secretaria administrativa, al Sr. Abel Lindolfo Rojas como secretario adjunto y a la Sra. Rosa Maitena Aizpurúa como tesorera.
Con la llegada del nuevo milenio y más precisamente el 14 de febrero del 2000, se realizó la primera Asamblea Ordinaria post intervención, siendo elegida una nueva Comisión Directiva, con la Presidencia del Dr. Hipólito Juan Novero.
De esta manera y con las lógicas preocupaciones para reordenar a la Entidad en todos sus aspectos (administrativos, judiciales, deportivos, etc.) la nueva comisión inició la etapa de reconstrucción. En el 2003 se tomó una drástica medida: la Convocatoria de Acreedores motivada por el peligro que representaba la presunta legalidad de los pagarés que, según se supo estaban depositados en un Juzgado de la Capital Federal. Se presentaron a la convocatoria cuatro acreedores, entre éstos los ex interventores, pero la Sindicatura al verificar los documentos y ante la denuncia penal que pesaban sobre ellos, fueron rechazados lo que representó el alivio esperado al librarse de una deuda que comprometía el futuro de la Institución.
En el año 2003 una nueva Comisión Directiva fue elegida en la Asamblea General Ordinaria, y como un hecho muy particular en donde no se tienen antecedentes en las instituciones zonales, ¡una mujer ocupa la Presidencia!…. Se trata de la Sra. Rosa Maitena Aizpurúa, que con firmeza y capacidad tiene la difícil tarea de gobernar una Institución donde aún quedan secuelas por los momentos vividos. El 1º de Abril del 2004, un hecho importante ocurre; la reapertura de la Ayuda Económica, fundamental para los tiempos futuros.
En la actualidad la actividad deportiva es intensa; siendo el fútbol mayor e infantil los deportes principales. La sub-comisión de fútbol mayor está a cargo del Sr. Miguel Matich siendo el Director Técnico el Sr. Jorge Taverna, mientras que en fútbol infantil el Sr. Daniel Armato preside la sub-comisión siendo los técnicos los Sres. Daniel Girotti y Hugo Eandi. El gimnasio “no descansa” ya que en él se practican en forma intensiva a cargo de la Prof. María José Bisutti, mini-volley (los días martes y jueves de 18.00 a 20.00 hs.) y gimnasia deportiva (lunes y miércoles de 17.00 a 21.00 hs. y jueves de 10.30 a 12.00 hs. y de 16.30 a 18.00 hs.), fútbol de salón (los martes y jueves a las 21.00 hs.) y judo a cargo del Prof. Carlos Dómina (los martes y jueves de 19.45 a 21.15 hs). Estas actividades deportivas son propias de esta Institución. Además de estos deportes se llegó a un acuerdo con la Municipalidad por el cuál dos profesores del Departamento de Deportes Municipal, dan clases de handbol y basketbol a niños de la localidad. En la época estival la natación pasa a ser la principal actividad en la que nuestros nadadores participan en distintos encuentros zonales con resultados muy satisfactorios estando al cargo de la misma, el Prof. Carlos Dómina.
El día 30 de julio de 2007 se realizó la última Asamblea General Ordinaria donde los asambleístas aprobaron la única lista presentada con la que la Comisión Directiva quedó conformada de la manera siguiente; Presidente: Maitena Aizpurúa, Secretario: Victor J. Fantín, Tesorero: Abel L. Rojas, Vocales Titulares: Jorge O. Elía y Sergio Guzmán, Vocales Suplentes: José L. Marpillero y José L. Calandra. Comisión Revisora de Cuentas; Titulares: Graciela B. Caminotti y José M. Intra; Suplente: Diego M. Alladio.

No Comments

Write a Reply or Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.